martes, 6 de agosto de 2013

Ben Wallace- "Working Class Hero"


 BIG BEN WALLACE "Always a Piston"


Mi jugador favorito de todos los tiempos es él, lo sé muchos pensaréis que estoy loco al tener en un pedestal tan alto a un jugador que casi nunca llegó a 10 puntos por partido en sus temporadas NBA, pero su  lucha cada segundo del cronómetro, su entrega en cada jugada del partido en ambos lados de la cancha, y una ética de trabajo impresionante, hasta llegar a cumplir su sueño es brutal, incansable hasta conseguir su meta, ¡Y QUE META!

Ben Wallace
Para llegar a ser lo que fué, Ben trabajo un montón, proviene de una familia muy pobre, de pequeño no disponían ni de electricidad en su casa, su ídolo fué Oakley, y gracias a su afición por el pelo afro, logró sacar dinero como peluquero para acudir al campus universitario de su ídolo, una vez allí, Oakley eligió a Ben para una pequeña demostración en un 1 vs 1 en el campus.

Con 15 años que tenía Ben se enfrentó a Oakley, el cual hizo una, dos y hasta tres canasta increíbles, pero todos sabemos del orgullo de Ben Wallace y en las siguientes tres jugadas le colocó tres tapones, un chaval de 15 años colocando tres tapones a un jugador de la NBA, los espectadores del partidillo jaleaban al bueno de Ben, y se empezó a acumular gente y más gente para ver el duelo, al disputar el rebote en una jugada Ben le rompió la nariz a Charles Oakley, pero esto no se quedó así como así, a la siguiente jugada Oakley se la rompió a Ben tras darle con el balón en la cara.

Oakley, "padre" deportivo de Ben

Al término del 1 vs 1 Oakley se quedó fascinado por él, diciendo que había empezado jugando contra un chico de 15 años y acabó jugando contra un profesional de la NBA. Pero la cosa no quedó ahí Ben se pasó un par de años al fútbol, deporte que también le gustaba, pero no tanto como el baloncesto, en cuanto Charles Oakley se enteró de aquello, hizo una llamada a un colega suyo entrenador de la universidad de Cuyahoga Community College, allí  Big Ben se salió literalmente 24 puntos, 18 rebotes y 7 tapones por noche, pero dejó de ir a clase y las grandes universidades dejaron de interesarse por él.

Cuando parecía que el sueño de Ben se esfumaba volvió aparecer Oakley en escena para con sus contactos llevarlo a la universidad de Virgina Union, incluso ese verano entrenaron  juntos para mejorar más aun. Desde aquí dar las gracias a Oakley, posiblemente sin él, no pudiéramos haber disfrutado de Ben, eso es así.

En Virgina Union, con 20 años

Llegó el día del draft y nadie pensó en él, hizo un workout con los Celtics pero su entrenador de aquella Carr dijo que no tenía altura para jugar de Center, lo puso de escolta, y claro el resultado fue horrible, más tarde viajó ese mismo verano hacia Italia aceptando una oferta, pero un mes más tarde recibió la llamada de Wes Unseld, por aquel entonces General Manager de los Washington Bullets, le ofreció a Wallace ser el jugador número 12 de su plantilla, este aceptó y así vió cumplido su sueño de jugar en la NBA.

Durante tres años jugó con los Washington Bullets en donde su último año dejo entrever una mejoría importante, en 25 minutos de juego promedió 6 puntos, 8.3 rebotes y 2 tapones. Entonces los Bullets lo decidieron enviar junto con Terry Davis, Tim Ledger y Jeff McInnis a cambio del dos veces jugador más mejorado de la NBA, Isaac Austin. En Orlando permaneció un año con unos números un poco peores que su último año en Bullets.

Ben, en los Bullets
Y en la temporada 2000-2001 Ben Wallace llegaba a Detroit Pistons ¨gracias¨ a Grant Hill, que quiso que el equipo que le drafteó no se quedase con las manos vacías, en un Sing and Trade llegaron de Orlando Magic el propio Ben y Chucky Atkins (a los cuales les unió una gran amistad en su temporada en Orlando, especialmente a los dos les gustaba jugar a los coches teledirigidos, si habéis leído bien).

En ese momento, nadie lo sabía, pero Ben Wallace era el primero en llegar a los Pistons de aquel fabuloso quinteto que enamoraría a los aficionados “Bad Boys”, ahora me paro a pensar que seguramente alguien si sabía de lo que era capaz este jugador, ese alguien el cual estaba enamorado de su juego le firmó por seis años para que jugase en Detroit, es el todavía GM de los Detroit Pistons, Joe Dumars.

Con los Orlando Magic

Wallace jugó todos los partidos como titular de la primera temporada, promediando 6.4 puntos, 13.2 rebotes y 2.3 tapones por partidos, empezando a demostrar que mucha gente se había equivocado al ni siquiera draftearlo años atrás. Además de máximo reboteador total de la liga, fué el máximo reboteador defensivo de la liga, Joe Dumars parecía saber lo que tenía entre manos al traerse a Ben Wallace a Detroit. El balance del equipo sin embargo fue pésimo únicamente con 32 victorias y 50 derrotas, el entrenador de este equipo era George Irving, el líder de aquel equipo era Jerry Stackhouse con casi 30 puntos por partido.

Joe Dumars confió en el
La siguiente temporada 2001-2002 llegó al equipo el entrenador actual de los Dallas Mavericks, Rick Carlisle, el cual probó a Ben en la posición de ala pívot, el resultado fue bastante positivo, 13 rebotes y 3,5 tapones por partido fueron una buena muestra de ello, para ser más concretos solo 3 jugadores han tenido estos números jugando en esa posicion Hakeem Olajuwon, Bill Walton y Kareem Abdul-Jabbar, paremos a pensarnos que “Benito” (como se le conoce cariñosamente entre los “Bad Boys”)  no fue ni drafteado, mientras que los tres anteriormente mencionados fueron números 1, en los años 1984, 1974 y 1969 respectivamente.

Para que nos demos cuenta de lo que realmente consiguió con esfuerzo, trabajo y dedicación. Todo esto unido al entendimiento con Jerry Stackhouse, llevó a los Pistons a un record de 52 victorias y 32 derrotas, curiosamente cifras iguales al del año pasado pero al revés, salto cualitativo e importante.Por primera vez Ben fue nombrado defensor del año de la NBA, pero de manera unánime, increíble una vez más, superándose paso a paso. En los Play Offs caerían ante los Boston Celtics en semifinales de conferencia, tras haber dejado atrás a Toronto Raptors.

Stackhouse, Robinson y Williamson

Llegaba la temporada 2002-2003 y el manager Joe Dumars había realizado cambios importantes para el devenir del futuro de los Detroit Pistons, Jerry Stackhouse era enviado a Washington Wizards a cambio de Richard Hamilton de 24 años, y a su vez se fichó de la agencia libre al base Chauncey Billups, y en el draft con el pick numero 23 seleccionaba a Tayshaun Prince, y en un abrir y cerrar de ojos, Dumars (sin saberlo por aquel entonces) habría juntado a 4 de aquellos chicos que nos enamoraron y consiguieron el anillo del 2004.

The Bad Boys are back

Esta temporada Ben Wallace lograba su mayor número de rebotes por partido en la NBA 15.4 que se dice pronto, pero le “quitaron” el protagonismo de ser el máximo taponador, fue Theo Raltiff, además ese año Wallace fue “All Star” por primera vez, a lo que hay que sumarle que también fue nombrado Defensor del año, repitiendo así galardón del año pasado, también consiguió ser portado de ESPN.

Pero ese año antes de llegar el All Star, sufrió una noticia terriblemente dura para él, su madre fallecía a los 68 años de edad cuando estaba realizando la compra, para Ben este fué un palo muy duro, su madre era posiblemente la persona más importante en su vida por todo lo vivido de pequeños, aún así el disputaría aquel All Star, “Mi madre así lo habría querido, jugar sabiendo que la persona que mas quieres no esta es muy duro, pero le demostraré que ella me hizo hombre, lo haré por ella.” También añadió : "Inventiva, trabajo y esfuerzo" fueron los valores que ella me enseñó.


Portada de varias revistas


 Los Pistons acabaron con un record de 50 victorias 32 derrotas, en los Play Offs llegarían hasta la final de conferencia donde los Nets les dejaron fuera por 4-0, Detroit había eliminado a Orlando Magic ( 4-3 ) y a los Sixers de Iverson ( 4-2 ) como no Wallace fue importante logrando la “salvajada” cifra de más de 16 rebotes por partido y más de 3 tapones, números estratosféricos.


Mejor defensor del año 4 veces

En el draft del año 2003 de Lebron James, Carmelo Anthony, Chris Bosh, Dwyane Wade, los Detroit Pistons con el pick 2 seleccionarían a Darko Milicic, (este tema da para un debate) esperando así cerrar un quinteto potente, unido a que Joe Dumars decidió prescindir de Rick Carlisle y contratar a Larry Brown como entrenador jefe, empezó la temporada 2003-2004 que la mayoría de los Bad Boys recordarmos con una gran sonrisa.

Milicic pick 2 del draft 2003


En donde el entrenador Larry Brown a mitad de temporada vió que Milicic no era lo que se esperaba, y pidió el fichaje de Rasheed Wallace, acierto brutal el del entrenador, así los Pistons se quedaban con un quinteto de ensueño Billups-RIP-Prince-Sheed-Ben, el cual esa temporada logró conseguir el anillo, Ben Wallace promedió 9.5 puntos y 12.4 rebotes, pero la defensa de aquel equipo fue la que le permitió ganar el anillo, eran el mejor equipo defensivo de toda la NBA y uno de los mejores de todos los tiempos. Ben Wallace formó con Rasheed una de las parejas más temibles en la pintura, se les conocía como Wallace x 2, consiguieron 54 victorias y 28 derrotas.

La llegaga de Rasheed dio un plus al equipo

En los Play Offs eliminaron a Milwaukee (4-1), más tarde a New Jersey (4-3) y a continuación a los Pacers de Miller (4-2) y se plantaban en las finales de la NBA para jugar contra aquel equipo galáctico de los Los Ángeles Lakers (recordemos que en sus filas estaban Kobe Bryant, Shaquille O´Neal, Gary Peyton y Karl Malone) contra todo pronóstico los Pistons se alzaron con el anillo tras barrer a los Lakers por 4-1.

En donde Ben promedió una media de 13.6 rebotes, logrando en el partido que cerró la serie y dió el anillo nada menos que 22 rebotes. Ben Wallace había logrado su sueño, ganar el anillo de campeón de la NBA. El MVP de aquella final fue Billups. Curiosamente esta temporada Ron Artest (ahora World Peace) le “arrebato” el premio al mejor defensor del año.

Levantando el campeonato NBA

En la siguiente temporada 2004/2005 quedará en el recuerdo de cualquier aficionado a la NBA por la pelea en el Palace of Auburn Hills entre varios jugadores de los Indiana Pacers, Detroit Pistons y aficionados del Palace of Auburn Hills, donde los que instigaron la pelea fueron Ben Wallace y Ron Artest, vemos aquí el video de la pelea:




Después de esto la NBA estableció las sanciones más duras vistas hasta ese momento (sobre todo a Ron Artest), Ben Wallace fue castigado con 4 partidos de suspensión. Esa temporada promedió mas de 12 rebotes y 2 tapones por partido, siendo el tercero mejor reboteador y segundo mejor taponador de la liga, los Pistons ese año se habían reforzado con el veterano Antonio McDyess entre otros, la temporada ergular acaba con un balance de 54 victorias y 28 derrotas.

Llegaron a los Play Offs en donde primero eliminaron a los Sixers (4-1), mas tarde a los Pacers (4-2) y por último a los Heat de Wade y Shaq no sin dificultades (4-3) para llegar a la final de la NBA contra los Spurs, donde todos los Bad Boys recordamos el triple de Horry en el quinto partido para aventajar la serie 3-2, aún asi los Pistons lograron forzar el séptimo partido pero no pudieron repetir el título conseguido el año pasado. Ben promedió 10 puntos, 11 rebotes y 2.4 tapones por partido, pero fueron insuficientes para lograr el título. Este año se logro el tercer trofeo al mejor defensor del año en cuatro años.

El "maldito" triple e Horry del 2005

Comenzaba su sexto año en la Motown durante la temporada 2005-2006, donde los Detroit Pistons hicieron una marca increíble de 64 victorias y solo 18 derrotas, con el nuevo entrenador Flips Saunders, la mejor marca de ese curso NBA, pintaban bien las cosas. Big Ben seguía con sus buenos números mas de 11 puntos y 2 tapones de media por partido además de casi 2 robos, este año logro su cuarto premio al mejor defensor del año en cinco años, pero cuando llegaron los Play Offs, la hora de la verdad, los Pistons lograron superar a Milwaukee (4-1) y a Cleveland (4-3) pero esta vez no pudieron con los Heat de Wade y Shaq en la final de conferencia.

Una de las caricaturas de Wallace

Una vez finalizada la temporada y al a vez su contrato con los Pistons, su intención era ganarse un gran contrato y a su vez si era en la Motown mejor que mejor, Joe Dumars cumplio su palabra ofreciendole 50 millones de dolares por cuatro años mas, pero los Bulls le ofrecieron un total de 60 millones en cuatro años, por lo que Big Ben se mudaba a Chicago. En su presentación con los Bulls: " Estoy muy agradecido por todo lo que Detroit hizo por mi y mi familia. Me han dado la oportunidad de hacerme un hombre, ganarme una reputación y ganar un campeonato juntos".

Ben Wallace con los Chicago Bulls
De los cuatro años firmados con los Bulls se pasó los dos primeros en Chicago, para más tarde ser traspasado a Cleveland, pero en nivel ofrecido en la Motown nunca volvió a ser el mismo debido en parte a sus lesiones en las rodillas, aun así su primera temporada en los Bulls fue bastante aceptable, tubo un desencuentro con el entrenador de Chicago nada más llegar, este no dejaba que sus jugadores utilizaran cinta en el pelo, y para Ben eso era como un sello de identidad junto a su pelo Afro, al final el entrenador cedió y pudo llevar la cinta, en parte gracias a la votación de sus compañeros de vestuario que le apollaron en todo momento.
Ben Wallace y su cinta característica
En Cleveland jugó con Lebron James dos años pero a un nivel inferior al demostrado años atrás, a sus 34 años y con varias lesiones, era previsible el bajón del bueno de Wallace, y la segunda temporada en los Cavaliers todavía empeoró sus números, quedándose en 6.5 rebotes y 1.3 tapones. Al acabar la temporada fué traspasado a los Suns junto con Sasha Pavlovic y una primera ronda del draft a cambio de Shaq, a los 15 días de llegar a los Suns fue cortado para ahorrar dinero.

Junto con Lebron James
En 2009 regresó a los Pistons para jugar sus últimas 3 temporadas de la NBA en el equipo que le dió a conocer como un gran jugador defensivo que fué, primero firmó una temporada por el mínimo y al año siguiente en 2010 renovó por dos temporadas. Durante ese tiempo lució el 6 porque su número el 3 lo tenía Stuckey.
Ben Wallace luciendo el 6
En febrero del 2012 Ben Wallace superó a Avery Johnson como el jugador que ha jugado más partidos en la NBA sin haber sido drafteado, un total de 1055 partidos, al finalizar el encuentro, Ben dijo que sería su última temporada en la NBA. La franquicia de sus "amores" le dedicó este vídeo: 


El bueno de Ben Wallace consiguió :




Como vemos no es poco para un jugador que no fue drafteado. Para el recuerdo de todos los aficionados quedara su tapón a Shaq:

Espectacular tapón a Shaq

Os dejo el video del tapón para recordarlo, simplemente increíble:



Para finalizar os dejo una entrevista subtitulada en español: 



Como curiosidad, cada vez que jugaba en el Palace of Auburn Hills, y hacía un mate o ponia un tapón, sonaba el Big Ben de Wallace en honor al ápodo, más tarde las franquicias de los Bulls y Cavs lo siguieron utilizando.

Tatuaje que lleva Wallace
Sin más me despido dando las gracias de poder haber disfrutado de este pedazo de jugador, y espero que no sea demasiado largo mi pequeño homenaje.

Thanks for all Big Ben


3 comentarios:

Albert_Iverson8 dijo...

No hay duda que Ben Wallace representó como nadie el trabajo duro de la ciudad en esos momentos, Wallace ha sido un tio duro toda su vida, y puede que esa energia fuese la causante de todo el funcionamiento del equipo, un grande que al final volvió para jugar sus últimos partidos en la Motown, un grande, al que ya su camiseta y su numero están obligados a aparecer el el techo del Palace.

Anónimo dijo...

Un artículo muy currado,gracias por recordarnos lo legend que es big ben, working class hero piston para siempre.

Fernando dijo...

Gracias a los dos por las felicitaciones, y sobre todo por leerme!